martes, 24 de julio de 2012

Por fin: El Making Of



O cómo aprender a trompicones...

Continúo contándoos cómo aprendí a hacer a mi osito Alvarito.

El Osito Alvarito

Ya os he contado que el patrón que más me gustó, tanto por el resultado final como por la forma de explicarlo, fue el que tiene Melmalia colgado en su blog, lo podéis ver aquí. Es adorable, y me recuerda mucho al osito Teddy. Además ella lo explica todo muy fácil, sin usar abreviaturas que al principio puedan liarnos.

Los puntos que se utilizan para hacer este patrón son los más sencillos que puedes encontrar, por lo que para empezar a practicar está muy bien. Vale, ¿pero dónde aprendo a hacer esos puntos? Pues nuestro gran amigo Google nos da muchísimos resultados con multitud de blogs, a cada cual mejor explicado, pero yo me he hecho fiel seguidora de esta página: Guía para tejer bien. Es como la biblia, de verdad, como para imprimirse todos los tutoriales y usarlo de libro. Es muy visual y te lo explican todo perfectamente. También consulté otras páginas, pero una vez que encontré esta, dejé de buscar.

Los puntos que se usan en este patrón son:
  •  Anillo o anillo mágico o anillo base ajustable...: Es el punto por el que se comienzan a tejer los amigurumis porque no deja agujerito en el centro. Consiste en tejer puntos bajos alrededor de un círculo de nuestro hilo. Se tejen tantos puntos bajos (bajos o altos o lo que pida el patrón) como sean necesarios, y se estira del trozo de lana hasta que se cierra y se ajusta lo necesario. A mí se me soltaba un poco al hacer la siguiente vuelta, pero vuelves a tirar del cordoncito y solucionado. Lo mejor es que quede prietito, así no se verá el relleno del amigurumi. Y como el movimiento se explica andando os adjunto este vídeo que aunque lo encontré en otra página, pertenece a Drops Design (al final del vídeo también se explica cómo hacer el anillo mágico con puntos altos).El anillo es muy fácil de hacer, una vez que le cogéis el truquillo, y muy práctico (y lo mejor, mi madre no sabía hacerlo, se lo he enseñado YO).


  • Punto bajo o medio punto: Es el punto mas sencillo de todos y queda muy tupido. Insertas la aguja por el primer punto de la fila anterior, rodeas la aguja con el hilo y lo sacas. Ahora tienes dos hilos cogidos en la aguja. Vuelves a rodear la aguja con el hilo y lo sacas a través de los dos que tienes en la aguja. Este punto se puede hacer cogiendo todo el punto anterior (las dos hebras) o solo una de ellas. Si el patrón pide coger la solo la hebra interior o exterior se conseguirán efectos diferentes (en este patrón no es necesario).  En los tejidos que no son circulares, para empezar una línea tienes que hacer un punto de cadeneta para ganar la altura que te pide este tipo de punto. En palabras parece complicado, pero no lo es. Lo dicho, las palabras están muy bien pero el movimiento se explica andando, ahí va otro vídeo: 


  • Aumentar: Se puede aumentar en medio de la labor (como ocurre con este patrón) o en los laterales. En este caso necesitamos aumentar en los puntos que nos indica. Significa que de donde había un punto vamos tejer dos. De esta forma nuestra labor irá creciendo, más rápido o más lento, dependiendo de cuántos aumentos hagamos por vuelta. 

video

  •  Disminución: Al revés que el aumento. Tenemos que conseguir que donde había dos puntos solo tengamos uno. Para ello comenzamos a tejer el primer punto bajo donde nos tocaba, insertas la aguja por el punto de la fila anterior, rodeas la aguja con el hilo y lo sacas. Ahora tienes dos hilos cogidos en la aguja, pero no finalices el punto. En el siguiente punto de la fila anterior vuelves a meter la aguja, la rodeas con el hilo y la sacas. De esta forma tienes 3 hilos cogidos en la aguja. Ahora sí que cerramos el punto, pero todos juntos: rodeas la aguja con el hilo y lo sacas por los 3 hilos que tenías cogidos. Hay gente que para disminuir, simplemente se salta un punto, pero a no ser que el patrón lo indique así, es mejor no hacerlo ya que quedarían agujeros en la labor. 



 Para hacer este patrón creo que no necesitamos ningún tipo de punto más.

Ahora que ya tenemos localizados todos los tipos de puntos que nos pide, es cuando cogemos la lana y nos ponemos a tejer siguiendo el bendito patrón. Lo único que le cambié fue el detalle de la camiseta. En los brazos la penúltima vuelta la hice del color azul clarito y la última del azul oscuro. En el cuerpo no recuerdo en qué vuelta empecé con el azul (ya no lo puedo comprobar, porque el osito ya no está conmigo, está en casita de los papis de su futuro dueño), pero fue cuando me parecía que iba a la mitad más o menos. Y lo mismo, fui cambiando de color en cada vuelta. 

Lo de cómo cambiar de color, no os lo voy a explicar todavía, que no me gustó cómo quedo y lo tengo que perfeccionar. Me quedaron como en escalones (qué pena, no tengo foto), pero seguiré investigando... y cuando lo domine, lo compartiré.

Para rellenar las piezas es más cómodo que se haga cuando faltan una o dos vueltas para acabar la pieza. De esta forma el agujerito es mas grande y mas fácil de meter el relleno (sí, lo sé, yo lo hice cuando las tenía terminadas y me costó bastante).

Para rematar cada pieza cuando ya estén finalizadas, haced un punto de cadeneta (muy bien explicadito aquí) y tirad del hilo. Ah! Y ahora que vas a cortar el hilo, recuerda dejar un buen trozo que luego nos servirá para unir las piezas unas a otras.

Para unir las piezas, usa una aguja de lana y cose el contorno de la última vuelta de cada pieza en el lugar que creas oportuno. Yo empecé cosiendo las orejas a la cabeza, después el hocico (bien centrado) y al final le uní el cuerpo. Una vez mi osito tenía cuerpo le cosí los brazos (que como veis me quedaron para arriba en plan Marijaia). Como tenía intención de que se sujetase sentado y no se tambalease, apoyándolo en una mesa le coloqué a la vez las dos patas y la colita (que me sirvió para compensar y que no se fuese hacia atrás). 

Ahora solo queda bordarle con el color adecuado los ojos y la nariz. Los ojos también los podríais comprar hechos y pegarlos (los venden en algunas mercerías) o ponerle dos botones.

HEMOS TERMINADO NUESTRO OSITO!!! Pero, ¿qué es eso? Qué junta más fea que me ha quedado en el cuello... Esto hay que arreglarlo. Bufanda!!! No tiene ninguna complicación: 4 o 5 puntos de cadeneta y hacer tantas vueltas en punto bajo como necesites para llegar al largo que te guste. Cuando la tuve colocada tal y como la quería le cosí unas puntadas para que no se moviese y le puse el botón.


YA ESTÁ!!! Que menuda entrada mas larga he hecho... Espero no haberos aburrido.

Besos a todos, ¡¡¡y hasta el próximo amigurumi!!!

Pd: Un adelanto, el próximo va a tener trompa.

4 comentarios:

  1. Hola soy caro de guiaparatejerbien , tu blog esta chulisimo...................te felicito, ya te sigo!!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias caro!!! No sabes la alegría que me das, eres mi primera seguidora!!!

    ResponderEliminar
  3. muy chulo tu osito...me ha gustado mucho!!!asi que ya tienes una seguidora mas!!!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Hola !!te importaría enviarme el patrón del cuello, es precioso!!!! gracias mi mail es lauritableu@gmail.com

    ResponderEliminar

Cuéntame algo